Artefactos

Los potes de cerámica descubiertos fueron realizados tanto a mano, en especial para la cocina como también a rueda, los utilizados para servir o almacenar comida. De los productos de cerámica no faltan los potes pintados o de inspiración extranjera o de importe. Se encontraron también hormas de barro de forma "T" utilizados para modelar potes, husos empleados en hilar la lana, como también fichas hechas de los paredes de los potes, probablemente utilizados para diferentes juegos.

Los objetos de hierro son muchos y variados: herramientas de herrería (martillos, alicates, cinceles), carpintería (hachas, azuelas) o agricultura (reja del arado, azadas, hoces) materiales de construcción (clavos, tachuelas, grapas), artículos de uso corriente (ollas, coladores, cuchillos), piezas de arnés (bocado) o armas (puñales, espigones de lanzas y flechas). Variadas fueron también las piezas de ropa o los adornos de hierro, bronce y la plata (argollas, hebillas, pulseras, anillos, broches). Entre los adornos de la fortaleza un lugar especial lo ocupa dos pendientes y un collar con colgantes de oro que fueron encontrados por los buscadores de tesoros.

En el interior y los alrededores de la torre –vivienda se encontraron 29 monedas romanas de plata que probablemente formaban parte de un tesoro acumulado por el ocupante de la torre. Al menos mitad de estas monedas son imitaciones de denarios romanos de la época republicana. En la fortaleza no fue descubierto ningún cuno para acunar monedas, pero no es excluido que estas monedas falsas se realicen en la zona.